jueves, 31 de julio de 2008

Bienvenidos al blog

Hola! Acabo de crear este blog y aun no se utilizarlo, espero ir aprendiendo con el tiempo. Espero que os guste y que vayais haciendo vuestras aportaciones para, entre todos, poder hacer un gran blog. He creado este blog para mostrar los encantos que la ciudad de Huelva posee, que no son pocos, y además, mostrar el profundo cambio que está sufriendo el centro histórico de la ciudad. Durante el mes de Agosto apenas podré actualizar pues me voy de vacaciones, pero en cuanto vuelva prometo actualizar casi a diario.
Además de mostrar los rincones y edificios de la ciudad, también se harán críticas-constructivas- sobre algunos asuntos de dejadez urbanística y demás decisiones que considere poco beneficiosas para la ciudad.

Me centraré sobre todos en temas urbanísticos puesto que mis estudios van encaminados al campo turístico de la capital y por ello todo lo que ocurra a nivel de proyectos, actuaciones, etc me es de máximo interés.

Para finalizar la primera entrada del blog, pondré algunas imágenes para ir abriendo boca. Un saludo!!


Colegio Montessori, obra de Pérez Carasa de los años 20.

Ventana mudéjar del Convento Santa María de Gracia


Detalle de la Casa Antonio Checa, 1906

Pronto mucho más!!

3 comentarios:

Ramón López dijo...

La verdad es que el blog promete. Como estudiante de arquitectura, y onubense, me agrada ver que todavía queda gente en esta ciudad que se preocupa de nuestro patrimonio arquitectónico, y que además lo difunde.
Espero de verdad que puedas ofrecernos cosas verdaderamente interesantes.
Por cierto, tengo una sugerencia bastante importante que hacerte, pero eso ya te lo mando al correo.
¡Saludos!

Huelva Paraíso del Friki dijo...

cierto el blog promete, lo meto en mis favoritos.

guerrillera dijo...

Me gusta tu blog. Quizás con él los onubenses comiencen a ver con otros ojos el patrimonio que nos queda y a valorarlo. Una de las fotos que pones es la de mi futura casa. A mi marido y a mí nos ha costado 8 años conseguir la licencia de obras para la reconstrucción. Todo ha sido una lucha titánica porque nadie comprendía que estuviésemos dispuestos a perder las plusvalías del solar. No hemos recibido ningún tipo de ayuda económica ni administrativa. Al final, la casa está en pie como queríamos: respetando el diseño y los materiales de la fachada original, pero acondicionándola para los tiempos que corren. Hoy, aunque estamos medio arruinados, estamos muy contentos.